Los embarazos en adolescentes en Aguascalientes se han mantenido en un índice elevado, y la mayoría se encuentra inscrita en el sistema educativo estatal, por lo cual necesitan de algún apoyo para que no tengan que suspender su preparación académica, sobre todo al llegar al séptimo mes en que las condiciones en general se tornan complicadas.
La diputada presidenta de la Comisión de la Familia en el Congreso del Estado, Paloma Amézquita Carreón, destacó que algo que no se puede negar son los embarazos en adolescentes, a quienes se les debe garantizar el derecho a la educación, por lo que se es conveniente contar con medidas que aseguren su permanencia en las escuelas y a la vez, puedan atender su embarazo.
Si bien es una situación que ya existe en la ley, se tuvo que reforzar con esquemas de protección y garantizarles que se cumplirá su derecho a la educación, pues “se tiene estimado que más de la mitad de las adolescentes embarazadas se ven obligadas a abandonar sus estudios por falta de apoyo”.
Ante esto es que en la recientemente aprobada Ley de Educación del Estado se incluyó el que el Instituto de Educación de Aguascalientes flexibilice la enseñanza y considere algunos aspectos como las ausencias a clases por el embarazo.
Esta disposición está descrita en el artículo 28 de la ley en mención, en donde se adicionó un párrafo en el que se especifica que ni el embarazo ni la maternidad y paternidad, son impedimento para acceder al derecho a la educación.
Es así que en las fracciones XXIII y XXVII del artículo 29 de la misma, se señala la obligación de dar ingreso y permanencia educativa a mujeres embarazadas y madres, además de existir la obligación de evitar la discriminación de la mujer en el entorno educativo por su condición.
En caso de que se les niegue ese derecho, se creó una sanción por falta administrativa, aplicable a quienes impidan de alguna forma, que las adolescentes embarazadas puedan ejercer su derecho a la educación.