Un mayor riesgo de contaminación al ambiente y la desconfianza de México ante el mundo, es lo que generaría echar para abajo la Reforma Energética que propone el actual Gobierno Federal, estableció el presidente del Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas de Aguascalientes, Eduardo Llamas Esparza.
Afirmó que el Gobierno que encabeza el presidente López Obrador sigue empecinado en generar una contrarreforma para favorecer a las paraestatales Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad, y aferrado a producir energía a base de combustibles fósiles que son altamente contaminantes.
Con esta acción, dijo que los riesgos son que se está generando más bióxido de carbono a la atmósfera y no se va a llegar a cumplir el Acuerdo de París, al que México se comprometió y se adhirió de generar energías limpias, aunado a la desconfianza que el país está teniendo ante todo el mundo con este gobierno, lo que afecta en la parte de la inversión energética de hidrocarburos, gas, petrolíferos y demás, “porque hay empresas grandes a nivel mundial que vienen a invertir a México, pero que se desaniman si les cambian las reglas del juego”.
Resaltó que todo lo anterior tendrá implicaciones negativas hacia los usuarios de la CFE en la parte eléctrica, ya que habrá una afectación en el servicio, al hacer falta la generación de una mayor infraestructura eléctrica y ante el hecho de que buscan que la paraestatal siga manejando todo en cuanto a la generación y transmisión de energía y donde se hace necesario que le entren los grupos privados, quienes puedan invertir y dejar de hacer monopolios que tanto daño hacen, tal y como ocurrió con la parte de teléfonos con Telmex en su momento.
Por lo anterior, dijo que como Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas y desde la Federación de Colegios a nivel nacional estarán muy al pendiente de las acciones del Gobierno en torno a la Reforma Energética y buscarán influir en las decisiones de las autoridades tanto de la Comisión Reguladora de Energía y de la Secretaría de Energía.