En los últimos instantes para hacer movimientos en la Liga Mexicana de Beisbol, los Rieleros de Aguascalientes fueron uno de los equipos con mayor actividad al anunciar dos llegadas y un par de salidas. Los refuerzos fueron ambos en la posición de lanzador, siendo el primero Zach Philips que llega como el jugador pendiente que faltaba por el acuerdo con Acereros de Monclova luego del traspaso de Ernesto Zaragoza.
Phillips es un lanzador zurdo originario de Sacramento, California, de 35 años, con experiencia en Grandes Ligas en los equipos de Baltimore, Miami y Pittsburgh con los que compiló una efectividad de 3.22 en 27 relevos con 20 ponches en 22.1 entradas de labor. El californiano llegó a la Liga Mexicana de Beisbol en la temporada 2017 con los Acereros del Norte. Durante sus primeros dos años con la “furia azul”, fue parte clave del bullpen, en el cual dejó una efectividad sobresaliente de 2.24. En 2019, Phillips fue fundamental para que los Acereros lograran su primer campeonato.
El conocido como “Superman sin capa”, Nestor Molina, es el otro refuerzo y regresa a Rieleros de Aguascalientes para reforzar al riel en el cierre de la campaña. Molina ha lanzado en Liga Mexicana desde el 2016 con Oaxaca, Tabasco, Veracruz, Laredo, Monterrey y Aguascalientes. En el 2017, escribió su nombre en los anales del beisbol de la Liga Mexicana al ser nombrado como “Pitcher del Año” cuando militaba con los Rojos del Águila de Veracruz. Desde la temporada 2017 y hasta su última participación en 2021 con Rieleros, Molina tiene un Porcentaje de Carreras Limpias de 3.67, la segunda mejor efectividad entre todos los pitchers que hayan lanzado más de 300 innings en la Liga Mexicana en ese lapso, sólo debajo de Carlos Hernández de Tijuana (3.54). El dos veces nominado al juego de estrellas en LMB viene de lanzar con Delfines de La Guaira en Venezuela, donde terminó con la séptima mejor efectividad de la Liga Mayor de Beisbol Profesional de dicho país con 2.93 en 46 innings lanzados, todos como abridor. Por último, las salidas fueron sorpresivamente del lanzador nipón Hayato Takagi y el pelotero Marc Flores.