Con la llegada de un nuevo jugador a Necaxa también llegaron nuevas bajas luego de que la institución anunciara a través de sus redes sociales que dos jugadores no seguirán en el equipo de cara al siguiente torneo. Se trata de dos laterales que confirman la completa restructuración defensiva que busca Guillermo Vázquez.
El primero es Jairo González que luego de una primera etapa en el club salió a probar suerte con otros equipos y regresó para el Apertura 2019, que fue el torneo con más partidos jugados de arranque para él con solamente cuatro. A decir verdad, Jairo nunca volvió a ser titular indiscutible en el equipo, fue usado mayormente como un cambio o un sustituto de lesión o expulsión de algún compañero. Estuvo cuatro torneos en esta segunda etapa con Necaxa sin tener grandes aportes, pasando más con pena que gloria en el equipo.
El segundo se trata de un caso muy desafortunado. El lateral Carlos Guzmán llegó a Necaxa en el Clausura 2019 en donde jugó los primeros seis encuentros como titular y fue ganando un nivel importante que hasta lo llegó a meter a la conversación de una posible convocatoria a selección nacional. Sin embargo, sufrió una fractura que lo dejó varios meses, sino es que el año completo, fuera de las canchas y nunca pudo regresar al nivel que se le conoció, teniendo minutos casi siempre con la Sub 20 o escasos minutos con el primer equipo. La directiva decidió darle las gracias al lateral mexicano que no entra más en planes de los Rayos. Estas bajas se suman a las de nombres como Jair Pereira, Martín Barragán o Unai Bilbao por mencionar algunas.