José de Jesús Altamira Acosta, diputado presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos del Congreso del Estado, abordó la situación crítica del agua en Aguascalientes. Por ello, se trabaja activamente en una nueva ley que busca enfrentar los problemas actuales de disponibilidad y calidad del recurso hídrico en la entidad.
La nueva normativa no sólo reformará la ley actual, sino que incluirá un enfoque integral sobre la conciencia y el cuidado del agua, así como la coordinación entre los organismos operadores a través del Instituto del Agua como ente rector.
Uno de los puntos críticos es la disminución del nivel freático en la región, que se ha reducido en promedio entre medio metro y un metro. Esto resalta la urgencia de recuperar y rescatar fuentes de agua y mejorar la calidad del recurso mediante inversiones en filtros. «Es muy importante el tema de la calidad,» insistió Altamira.
En relación con las medidas inmediatas, Altamira mencionó que los municipios están trabajando en la perforación de nuevos pozos, aunque reconoció que esta es una solución temporal. Resaltó la necesidad de encontrar fuentes alternativas de abastecimiento, como proyectos hídricos a largo plazo, y subrayó la importancia de preservar el agua disponible mientras se desarrollan estas nuevas fuentes.
El diputado mencionó que todos los municipios están siendo revisados por parte de la Secretaría de Salud en cuanto a la calidad del agua.
Altamira Acosta destacó la necesidad de informes públicos sobre la calidad del agua y una mayor capacitación y recursos para los municipios por parte del Instituto Nacional del Agua.
Subrayó que la nueva ley del agua, que se espera sea dictaminada la próxima semana, aborda la necesidad de una mayor coordinación entre los organismos operadores de agua. Aunque éstos son autónomos, deben trabajar en conjunto debido a la interdependencia de las cuencas hídricas.
Esta nueva legislación, que se espera sea aprobada en las próximas semanas, representa un paso crucial para Aguascalientes en la gestión de su recurso más vital: el agua.