La senadora por Aguascalientes, Martha Márquez Alvarado, anunció a través de redes sociales su renuncia a las filas del Partido Acción Nacional tras 18 años de militancia, al afirmar que no hay cabida para la democracia ante el secuestro en el que se encuentra dicho instituto político.

Afirmó hay dos razones por las cuales tomó la decisión de no pertenecer más a las filas del PAN, donde lo primero es que como senadora se enfocó a trabajar y ser oposición y lo que más le dolió es que su partido no esté a la altura. “Hay una dirigencia nacional que ha perdido toda la lógica, que perdió el piso y que está fuera de la realidad”.

Y la segunda razón es la causa local, la cual está concatenada con lo nacional “porque hay un Gobierno Municipal como el de Aguascalientes que daña las finanzas municipales, emanado del PAN y que el CEN la solapa y lo premia, en lugar de llamar al orden y a lo que es correcto”.

Resaltó que en toda su historia siempre apoyó con muchísima pasión al PAN desde que era niña con el reparto de volantes y a otras actividades partidistas y nunca traicionó, como ahora se tiene dicha práctica por parte del grupo que encabeza el dirigente nacional Marko Cortés. “Fue la casa de mi padre, de mi familia, de tantos hombres valiosos panistas de Aguascalientes que antes ponían todo para que el PAN creciera, y no se me hace justo que los que recibieron todo más fácil, hoy lo conviertan en corrupción para dañar a las familias de Aguascalientes y la lucha la voy a dar desde afuera porque desde adentro no se puede”.

Asimismo, dijo que hoy el CEN del PAN tiene una liga muy fuerte con Aguascalientes “donde tiene a quien hace corrupción y daña las finanzas municipales y se fija una unidad como la del pasado miércoles en que se eligió a un dirigente estatal que no tiene la calidad moral para serlo”.

Por lo pronto, dijo que se mantendrá como senadora independiente y las decisiones que tome dentro de la Cámara Alta serán por la defensa de los ciudadanos de Aguascalientes. “Mi lucha es por defenderlos. Invito a todos los panistas y no panistas, a los ciudadanos a que luchemos juntos por nuestro estado, que sí se puede tener a gobiernos honestos, no es tan fácil, hay que mover mucho a los ciudadanos. Aguascalientes se merece un buen gobierno, sabemos quienes son honestos y ni modo, aunque tengamos que hacerlo desde otras trincheras”.

¡Participa con tu opinión!