La serie entre Chicago y Miami terminó el día de ayer con una victoria de 2-0 a favor de Marlins, el equipo de Florida logró su pase a la ronda divisional al vencer a Chicago en dos partidos, siendo una de las sorpresas de la postemporada, ya que Cubs eran los favoritos.
En el primer encuentro de la serie el conjunto de Marlins logró una victoria de 5-1, poniendo en aprietos a la novena de Chicago, que a pesar de jugar en casa no pudieron ante sus rivales.
Para el segundo encuentro, se tuvo un intenso duelo de pitcheo en las primeras seis entradas, ninguno de los dos pudo anotar y se registraron pocos hits; el abridor de Cubs, Yu Darvish había registrado en las primeras seis entradas 6 ponches, 3 hits y 2 bases por bolas, mientras que el abridor de Marlins, Sixto Sánchez, tuvo una gran actuación en sus cinco entradas al sumar 6 ponches y 4 hits.
En la alta de la séptima entrada todo se derrumbó para Chicago, Darvish venía haciendo una gran labor, y con dos outs en la cuenta llegó la primera carrera para Miami por medio de un jonrón de Cooper; después permitió un doble, un pasaporte y un hit, el cual llevó al home a Brinson, dejando la pizarra 2-0, por lo que Darvish tuvo que salir del diamante.
En las siguientes entradas Cubs no pudo responder y los Marlins ya no pudieron mejorar su ventaja, pero con un marcador de 2-0, consiguieron la victoria y su pase a la serie divisional, en donde estarán enfrentando a los Braves de Atlanta.