Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que para su informe del 1 de diciembre a las 17:00 horas, con motivo de los tres primeros años de su Gobierno, se contará con mariachis, jaraneros y terminando el acto habrá una hora de rumba.

«Va a haber música. Ayer que estuve en Oaxaca, unos niños de unas bandas me pidieron que querían tocar acá, que querían venir cuando se inaugure el Aeropuerto, todavía falta, es el 21 de marzo, vamos a invitar a bandas de niños de Oaxaca, hablamos con el gobernador y nos va a ayudar, deben ser unas 200 bandas de niños».

«Van a venir esos niños y van a estar mariachis y jaraneros y va a estar la hija de Amparito Ochoa, que en paz descanse, que canta bellísimo, muy bien, y terminando el acto va a haber como una hora de rumba, porque la rumba es cultura», dijo en conferencia matutina.

El Mandatario federal reiteró que el cubrebocas no será obligatorio para los asistentes porque la gente es muy responsable.

«Están todos invitados y pues la gente es muy responsable y aquí ya todos están vacunados y los que van a venir seguramente estarán vacunados, la gente se ha sabido cuidar».

«El que quiera llevar cubrebocas lo puede hacer, se protege, pero acuérdense desde que empezó la pandemia y antes, nosotros estamos en contra del autoritarismo, prohibido prohíbir, aquí no hay ni habrá toque de queda», agregó el jefe del Ejecutivo.

Desde esta mañana, trabajadores instalan un gran escenario techado, habilitado con torres de luz y sonido, frente al balcón presidencial de Palacio Nacional.

También han sido colocadas vallas metálicas para dividir en cuatro zonas toda la plancha de la Plaza de la Constitución.

A la altura del asta bandera fueron armadas cuatro torres con bocinas.

Trabajadores de limpia barren distintos puntos del Zócalo, donde no hay presencia de manifestantes ni plantones.

Desde la semana pasada, el acceso al Zócalo es restringido y la estación del Metro está cerrada.

¡Participa con tu opinión!