El Frente Nacional por la Familia llevará a cabo la segunda Marcha Nacional “A favor de la Mujer y de la Vida” el domingo 9 de octubre en la Ciudad de México, en defensa de los ataques de MORENA en su intento por aprobar varias iniciativas que promueven la cultura de la muerte, destacó su coordinador, Carlos García Villanueva.
El activista anunció que este movimiento al que se sumará un grupo importante de aguascalentenses busca básicamente la paz y es promovido por la Iglesia Católica y demás organizaciones y que es apoyado por el Frente Nacional por la Familia, ante el intento de MORENA y sus aliados de impulsar la aprobación del aborto en todos los aspectos, así como el matrimonio igualitario y la ideología de género. “Las huestes de MORENA quieren empujar todo esto y no es una demanda de la ciudadanía, sino de grupos pequeños que están motivados económicamente”.
Afirmó que los grupos feministas y LGBT que impulsan todo esto son altamente activos y hacen mucho ruido en general, además de que el Frente Nacional por la Familia está preocupado por los legisladores de MORENA en los diferentes congresos, ya que son más peligrosos dado que ellos pueden cambiar leyes que no representan a la mayoría, sino a una ideología.
Enfatizó que el FNF defiende a la mujer y a la vida, lo cual tiene una aceptación muy grande a nivel nacional y es lo que se busca en la marcha que tendrá lugar en la capital del país el próximo domingo 9 de octubre. “Se busca hacer una manifestación pacífica, de manera que las autoridades vean qué es lo que el pueblo de México y la ciudadanía queremos y eso es paz, cuando hay una cultura de muerte. Tan sólo hay que ver lo que pasa en todo el país y la verdad no hay la mentalidad de cuidar la vida”.
Por lo anterior, dijo que el Frente Nacional por la Familia empujará que las instituciones gubernamentales de los poderes Ejecutivo y Legislativo apoyen más a la mujer para que no llegue al aborto, dado que en muchas ocasiones se ve orillada por cuestiones económicas, depresión social, cuestión de estudios o de trabajo, entre otras cosas. “Por ello las instituciones gubernamentales y sociales tienen que buscar dar un gran apoyo a la mujer para que no llegue al aborto, el cual tiene muchas consecuencias posteriores”.