Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-“¡Dame una o!”, gritó “Mister SME” en el templete frente a Palacio Nacional, un hombre con capa y máscara como luchador del Sindicato Mexicano de Electricistas. “Dame una eme, dame una ele, dame una o. ¿Qué dice?”. Y la gente en el Zócalo respondió AMLO. “¡AMLO! ¡AMLO! ¡AMLO!”, porque nadie iba a decir que decía otra cosa. A esa hora ya no importaba la razón.
Ni a esa hora ni antes, porque los seguidores del Presidente habían llegado al Ángel de la Independencia exagerando en gritos, lonas y pancartas: “AMLO atrapó a Cienfuegos”. “AMLO el mejor Presidente de la historia mundial”. “Los opositores son pro imperialistas y traidores a la patria”. “¡Honesto y Valiente, así es mi Presidente!”.
La “Marcha del Millón” fue convocada por el Comité de Ciudadanos en Defensa del Pueblo, una organización creada hace un mes por quienes iban a insultar a los integrantes del Frente Anti AMLO (Frena) que acampaban entonces sobre Avenida Juárez. Fernando Vargas, un hombre que el 20 de septiembre les gritó “españoles fascistas”, ayer fue el maestro de ceremonia.
Querían mostrar su respaldo al Presidente y tenían la mirada puesta en el campamento de Frena en el Zócalo y contra su líder, Gilberto Lozano.
“Queremos que ese líder pedorro deje el Zócalo para el verdadero pueblo”, gritaba “La Diva Chaira”, una mujer transexual, actriz y youtuber, que por su importancia iba a cerrar los discursos del mitin.
No fueron un millón, pero sí fue una marcha muy numerosa en pleno repunte del Covid-19. Sin sana distancia aunque con cubrebocas con la foto de López Obrador. La Secretaría de Gobierno de la Ciudad calculó que unos 5 mil 500 simpatizantes de AMLO entraron al Zócalo.