La Tercera División Premier Jalisco ha vivido una temporada atípica por las cuestiones de la pandemia que han modificado todos los planes del calendario regular, pero los equipos ya han logrado adaptarse a la nueva normalidad compitiendo responsablemente. Los Cardenales siguen su camino en la campaña buscando meterse entre los mejores del torneo y tras once jornadas disputadas se mantienen en la pelea por los primeros puestos gracias a un excelente nivel que semana a semana los lleva a competir de la mejor forma ante los rivales que se les ponen en frente.
La semana pasada se sumó un punto ante Legados que marchaba en ese entonces como sublíder y aunque se perdió el punto extra en penales se sumó, que era lo más importante. Gracias a esta unidad los rojizos marchan en la quinta posición de la clasificación con 21 puntos a ocho del líder que es Talavera. La buena noticia es que entre el sublíder y los Cardenales solo hay tres puntos de diferencia, aunque los Bravos de Ocotlán que marchan terceros con 24 puntos tienen un encuentro menos con la posibilidad de despegarse un poco en ese grupo. Por ahora, el conjunto aquicalidense tiene marca de seis victorias, dos empates y tres derrotas, el problema ha sido la ofensiva que solo ha conseguido 19 goles siendo la peor entre los primeros siete lugares de la tabla, algo que deberán corregir si quieren pelear por el título.
El panorama luce positivo para los Cardenales que en su siguiente partido se medirán ante PROAN que es el sotanero general mientras que después se verán las caras ante Diablos Tetistlán que es el sublíder del torneo. Aún falta camino por recorrer, pero Cardenales se encuentra haciendo una gran temporada demostrando que el fútbol juvenil sigue por buen camino.