Frida Andrade
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Aunque la tendencia mundial que se busca para los siguientes años es que cada vez se utilicen más autos híbridos o eléctricos, México está distante de ello.
Se espera que para el año 2030 seis de cada 10 autos que se vendan en el mundo sean bajo alguna de esas dos tecnologías, pero en México y para ese mismo año, sólo sería uno de cada 10, según datos de la consultoría LMC Automotive e Inegi.
Si bien en México poco a poco hay más oferta de los autos híbridos, que son el estado intermedio para pasar de combustión a los eléctricos, los precios de esos últimos son muy elevados, lo cual incentiva poco la compra, expuso Gerardo Gómez, director general de J.D. Power México.
«Los híbridos tienen una evolución mucho más aceptable y es el punto de transición hacia los eléctricos, pero los eléctricos ahorita están impagables en México», afirmó,
Mientras en México el precio promedio de todo tipo de autos está en el rango de 320 mil y 330 mil pesos, los vehículos que son totalmente eléctricos oscilan entre los 900 mil pesos y el millón de pesos, lo cual complica la compra, destacó Gómez.
Tener mejores precios aumentaría del volumen de ventas en México, refirió el analista.
A esto se suma el llamado rango de ansiedad relacionado con el tiempo de duración de la carga de un auto eléctrico, ya que en el País aún no existen suficientes puntos de recarga que permitan recorrer trayectos largos, dijo.
Aunque la tecnología avanza para que con una carga se recorran hasta 500 kilómetros, la gente aún no tiene certeza de que se pueda hacer fuera de la Ciudad.

¡Participa con tu opinión!