El sector automotriz en México, y específicamente en Aguascalientes, está experimentando un notable aumento en la competencia con la llegada de diversas marcas chinas al mercado, según lo indicó Rogelio Padilla de León, Secretario General del Sindicato de la Industria Automotriz y Metalmecánica de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes.

La expansión de las armadoras chinas responde a un mercado mexicano altamente receptivo, impulsado por la falta de vehículos de marcas tradicionales y un incremento en la demanda de los consumidores. «Están encontrando una gran oportunidad aquí», señaló Padilla de León.

La atracción de los vehículos chinos se debe, en parte, a su diseño atractivo y precios competitivos, particularmente en el segmento de los SUVs, donde se comparan favorablemente en términos de costo con marcas japonesas. Además, el compromiso de las empresas chinas con México se evidencia en el sector de autopartes, donde se ha observado un crecimiento significativo en la inversión y generación de empleo en Aguascalientes.

Una empresa china, por ejemplo, ha revisado su proyección de empleo de 400 a 2,500 trabajadores, resaltando su expansión y contribución a la fabricación de componentes para diversas marcas reconocidas.

Actualmente, cinco empresas chinas del sector automotriz operan en Aguascalientes, un crecimiento que ha sido facilitado por el apoyo y las políticas del Gobierno Estatal para atraer inversiones extranjeras. A pesar de la bienvenida a estas inversiones, Padilla de León enfatiza la importancia de considerar el impacto a largo plazo que estas pueden tener en el desarrollo económico y social del estado.