bty

El cubrebocas no solamente ha demostrado su efectividad contra el COVID-19, sino para otro tipo de enfermedades cuyos contagios han disminuido considerablemente con el uso de este accesorio. Así lo destacó el médico infectólogo, Francisco Márquez Díaz, quien estableció que este objeto llegó para quedarse dentro de la sociedad.
Resaltó que, desafortunadamente, la disponibilidad de vacunas es un tanto difícil y su aplicación no se está dando con la velocidad que la gente quisiera. Por lo tanto, el uso del cubrebocas sigue destacando como la medida accesible y confiable para lograr contener la transmisión de la enfermedad.
Sobre el tiempo que le llevará a la sociedad el tener que seguir usando el cubrebocas, señaló que seguramente va a ser por varios meses más y posiblemente hasta más de un año. Agregó que por lo pronto, gracias al uso del cubrebocas se ha dado una disminución altamente significativa de otras enfermedades de transmisión respiratoria como la influenza, el catarro común e incluso las diarreas.
Recordó que la pandemia aún no ha terminado, por lo que incluso varios estados del país están teniendo un repunte en el número de casos, luego de que empiezan a circular variables de virus que tienen más fácil propagación y por lo tanto no señaló que no debemos descuidarnos y seguir tomando medidas como el uso correcto del cubrebocas, mantener la sana distancia y evitar las conglomeraciones.

“No podemos descartarlo (…) Daría la impresión de que el cubrebocas está ganando un espacio dentro de las medidas de recomendación de cuidados de la salud general”.

“Las reuniones sociales siguen siendo una condición de riesgo de exposición. No busquemos con nuestra conducta que Aguascalientes sea otro de los estados donde el repunte de casos sea una condición de riesgo…” Francisco Márquez, Infectólogo