La educación a distancia y las clases en línea vinieron a reflejar las carencias sociales que hay en México y en Aguascalientes ante la falta de internet y de computadoras por parte de muchas jefas de familia, señaló la presidenta de la Asociación Mujeres Jefas de Familia, Gwendolyne Negrete Sánchez.

La activista social dio a conocer que actualmente muchas madres jefas de familia tienen problemas con las clases virtuales y a distancia, pues muchas no saben los temas que se imparten y para otras, es muy difícil estar pegadas en la televisión con los hijos, ya que ahora tienen que jugar el rol de maestras al no haber la retroalimentación por parte de los docentes y al tener que estar pendientes de que los niños cumplan con las tareas. “Es complicado y más cuando el niño no siempre entiende a la primera y a quién le vas a preguntar, a la mamá y si ella no sabe, ellas tienen que tener todo listo, la comida, la limpieza y ahora tienen que hacerla de maestra y enseñarles a los hijos”.

Negrete Sánchez estableció que este sistema educativo a distancia sólo vino a desnudar las carencias sociales que hay en México y en Aguascalientes, pero sobre todo viene a hacer notar que todo recae en la mujer. “Eso en el entendido de que están viendo la clase por la televisión, porque algunas clases que tengan que ser en línea, ni computadora tienen e internet menos y si no, tienen la otra opción de no cumplir pues ya dijeron que nadie va a reprobar, lo que va arrastrar a puros chamacos sin preparación, y ello se va a reflejar en el futuro inmediato al no saber hacer nada como les corresponde”.

Destacó que esta situación de la educación vía remota, se viene a sumar a las múltiples causas de violencia hacia las mujeres que hay en los hogares actualmente, derivado del confinamiento por la contingencia, “por no tener todo lo que ‘le toca’ porque así estaba. Mientras que pudiéramos aprovechar la oportunidad de que a todos nos toque la responsabilidad del hogar”.