Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Con la creación de la Guardia Nacional (GN), en marzo de 2019, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que pacificaría al País.
En enero de este año, prometió que, para el primero de diciembre terminaría de sentar las bases de la transformación del País y, con ello, vendrían los resultados en materia de seguridad.
«Es el tema más difícil que hemos enfrentado, pero estoy optimista», expresó entonces.
Sin embargo, el País se apresta a cerrar el que podría ser el año más violento de las últimas décadas.
Según los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2019 se registraron 34 mil 600 homicidios dolosos.
Los reportes refieren que, en lo que va de este año, se han registrado casi 31 mil asesinatos. Un promedio mensual de 2 mil 850 víctimas.
El último informe presentado por la Secretaría de Seguridad Pública en Palacio Nacional reveló que el homicidio doloso y el feminicidio mantienen una tendencia al alza, a pesar de que el Gobierno sigue sosteniendo que los asesinatos en México están en una «línea de contención» o que, con su estrategia, logró «un punto de inflexión».
En comparación con el 2019, los homicidios subieron 1.1 por ciento, ya que, mientras entre enero y octubre del año pasado se registraron 28 mil 855 víctimas, este año sumaron 29 mil 182 en el mismo periodo.
Además, el feminicidio creció 1.5 por ciento, al pasar de 789 a 801 víctimas.

¡Participa con tu opinión!