Noé Magallón 
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco .-
Aunque la megafuga en Tololotlán, Tonalá, ya ha sido suprimida, las autoridades mantienen un radio de 600 metros inhabilitado para los habitantes de la zona.

«La fuga continuó contenida, taponeada. El tapón no tuvo ningún movimiento y tampoco hubo ninguna emanación de vapores; se realizaron labores en la madrugada por parte de nuestro personal y no generaron ninguna medición ni tampoco alguna fuga», dijo Víctor Hugo Roldán, titular de la Unida Estatal de Protección Civil y Bomberos.

«Ahorita por la mañana se continuó con la absorción de producto contaminado, tanto tierra como gasolina que se encontraba en la trinchera».

El olor, sin embargo, continúa debido al derrame que hubo.

Como parte de las labores, personal de Pemex hizo algunas perforaciones en el ducto, añadió Roldán.

«Esperemos que en un rato no muy extenso quede solucionado y sellado por parte de Petróleos».

El Ayuntamiento municipal indicó que las viviendas ubicadas 600 metros a la redonda no pueden ser habitadas aún.

«Evitar la zona a 600 metros de la fuga, y permanecer atentos a los comunicados oficiales para informarles el horario de restablecimiento total», recomendó el Municipio.