Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El juez destituido por liberar en 2019 al esposo de Abril Pérez Sagaón, asesinada a balazos en noviembre de ese año, se amparó para poder seguir cobrando el 30 por ciento de su salario, es decir unos 34 mil pesos mensuales.

El Sexto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa aceptó el pasado 22 de julio que el ex juez penal Federico Mosco González, de 64 años, pueda seguir cobrando una porción de su salario, mientras litiga el amparo contra su destitución, ordenada por el Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México.

El tribunal aplicó criterios de la Suprema Corte sobre pagar un “mínimo de subsistencia” a funcionarios judiciales durante todo el tiempo que están suspendidos de sus cargos para ser investigados.

Mosco González, sin embargo, ya no está suspendido, sino que fue destituido por la Comisión de Disciplina de la Judicatura desde el 25 de marzo.

En octubre de 2019, el ahora ex juez reclasificó la acusación contra Juan Carlos García Sánchez, esposo de Abril, quien estaba preso por tentativa de homicidio por atacarla con un bat en enero de ese año.

Al cambiar el cargo a violencia familiar y lesiones, el juez permitió la liberación de García Sánchez, quien ahora está prófugo, acusado de ordenar el asesinato de su esposa, por el que otras siete personas están sujetas a proceso.

García Sánchez, quien fue director de Amazon en México, negó en diciembre de 2019 ser responsable del feminicidio.