Mantienen opciones de liguilla

En el ámbito profesional, no ha sido un buen año para los equipos de Aguascalientes, que se han quedado cortos en su intento de llegar a las instancias finales de sus respectivas competencias. Los Rieleros fueron eliminados en su primera serie de playoffs, mientras que Panteras no alcanzó la fase final. Ahora, en el cierre de año, los dos representativos de Necaxa se mantienen con las uñas, con opciones de meterse a la siguiente fase de sus torneos, pero, para ello, deberán sumar una buena cantidad de puntos en el cierre de sus calendarios.
Comenzando con la rama femenil, las Centellas sorprendieron con una racha de cuatro juegos consecutivos sumando puntos que las metió de lleno en la pelea por un boleto entre las ocho primeras. Lamentablemente, derrotas ante Atlas y Monterrey las bajaron hasta la décimo segunda posición, con 14 unidades. La buena noticia es que están a solamente cuatro unidades del octavo lugar, que es Pumas. La siguiente cita para Necaxa Femenil es el primero de noviembre, cuando reciban a Tijuana, que es rival directo en la pelea por uno de los boletos, al ser séptimas, con 18 puntos. Después vendrán Cruz Azul, Juárez y San Luis, en donde teóricamente podrían venir buenos resultados. Si las dirigidas por Jesse Palacios pueden sacar al menos 6 puntos en estos partidos, tendrán altas probabilidades de meterse, por primera vez en la historia del equipo, a la liguilla.
En cuanto al equipo varonil, los Rayos tienen un panorama más complicado. Si bien están en la posición 13 de la tabla, con los mismos puntos que el lugar 12, que es el último boleto al repechaje, hay cuando menos cuatro equipos que pelearán por esas plazas que tienen un encuentro menos y que, de ganar su juego pendiente, podrían separarse de Necaxa. Para aspirar a tener alguna oportunidad de llegar a la siguiente ronda, es obligada la victoria el próximo viernes cuando reciban a Mazatlán, que es un rival directo en la pelea por la liguilla; en la última jornada, visitarán al León, en donde, presumiblemente, se jugarán la vida en un juego súbito para Necaxa, que, a lo largo de todo el año, ha tenido malos resultados, aunque, gracias a una serie de victorias, la esperanza sigue ahí.

¡Participa con tu opinión!