Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La calificadora Moody’s mantuvo su perspectiva negativa hacia la Comisión Federal de Electricidad (CFE), a pesar de que le reafirmó la calificación Baa1, así como de su evaluación del riesgo crediticio en ba2.
Además, subió la calificación de la escala nacional de México de CFE de Aa1.mx a Aaa.mx.
“El alza de la calificación en escala nacional de México de CFE a Aaa.mx de Aa1.mx reconoce el perfil crediticio resiliente de la empresa dado que presta un servicio esencial.
“Reconocemos que el respaldo del Gobierno de México continuará dado el marco institucional que busca beneficiar a la compañía, lo cual mitiga un potencial deterioro de las métricas crediticias, resultando en una posición relativamente más fuerte que sus pares calificados como Baa1” dijo Roxana Muñoz, analista de la calificadora.
Moody’s expuso que aunque el Gobierno federal no garantiza las obligaciones de deuda de la CFE, existe una probabilidad de apoyo gubernamental debido a que se trata de una empresa estatal y con importancia estratégica para la economía del País.
En tanto, la perspectiva se mantiene negativa y refleja la calificación del Gobierno mexicano, mientras que también se parte de la incertidumbre en torno a la decisión de la compañía por la combinación de deuda y capital para poder fondear el capital creciente, lo que podría generar un deterioro prolongado o mayor al esperado en los indicadores crediticios.
Asimismo, explicó que una mejora en las calificaciones, aunque es poco probable, podría ser posible si la calificación del Gobierno de México se estabiliza.
Sin embargo, podría bajar aún más si se tiene una disminución del apoyo gubernamental que se le da a la empresa estatal, o si se registra un mayor apalancamiento o un deterioro de su capacidad para generar un nivel adecuado de flujos de efectivo que lleve a un deterioro de los indicadores crediticios.