Un impresionante operativo se llevó a cabo el martes por la mañana en el municipio de Cosío, a fin de capturar a los sicarios que están involucrados en el asesinato de un policía preventivo de la mencionada demarcación.
Todo se originó cuando una denuncia anónima reportó que una camioneta Jeep Grand Cherokee, color gris y con vidrios polarizados, había sido detectada circulando por la carretera federal No. 45 Norte y había ingresado al poblado de La Punta, en el municipio de Cosío.
Debido a que dicha camioneta es señalada de estar relacionada con el ataque a balazos que sufrieron unos policías preventivos de Cosío, durante el cual uno murió y otro más resultó herido, de inmediato se implementó un impresionante operativo para buscar la unidad.
Durante 45 minutos, más de 50 policías estatales, policías preventivos de Cosío y agentes del Grupos Exteriores de la FGE arribaron al poblado de La Punta y se dieron a la tarea de “peinar” la zona en busca de la camioneta sospechosa.
Los policías estatales y agentes de la PDI fuertemente armados “reventaron” varias viviendas ubicadas en las calle La Escuela, Santa Cruz, Francisco Guel, Manuel Ávila Camacho y Libertad.
La búsqueda se realizó en las azoteas de las viviendas, contándose con apoyo de vigilancia desde el aire con el helicóptero Águila Uno de la Policía Estatal.
Los policías estatales también ingresaron a un predio ubicado en la calle La Escuela, donde se reportaba que estaba escondida la camioneta Jeep Grand Cherokee, pero ésta no fue localizada.
Al final, el operativo dejó tres sospechosos detenidos, quienes fueron trasladados a la Fiscalía General del Estado, donde quedaron sujetos a investigación, aunque, aparentemente, no tienen relación con el ataque armado hacia los policías preventivos de Cosío.