CDMX.- Mauricio Herrera está a unos días de entrar al quirófano para una operación de cadera, pero está alegre y de buen humor.
Hace unos días, una publicación en redes donde solicitaban donadores de sangre para el actor de 87 años escandalizó a sus seguidores, sin embargo, el comediante comentó que ya reunió al número recomendado de donantes.
Herrera entrará al quirófano el lunes 12 de julio a consecuencia de una aparatosa caída en el baño de su casa el pasado agosto.
Será la segunda operación de cadera en su vida, ya que la primera fue hace unos años, cuando se lastimó jugando futbol con sus hijos.
Por el momento, el papá del también comediante Claudio Herrera indicó que camina con andadera.
“Yo, de salud, estoy perfecto, me hicieron análisis y estoy muy bien de todo, como un joven de 27 años”, dijo, entre risas el histrión, quien, el año pasado, requirió hospitalización tras contagiarse de COVID-19. (Froylán Escobar/Agencia Reforma)