El mantenimiento a la infraestructura carretera, no puede detenerse, ni tampoco limitarse a un “baño de sello”, porque ante las primeras lluvias saldrán los baches y ello representa riesgo de accidentes y pérdida de tiempo en el traslado de mercancía, en el caso de los transportistas.

El gobierno local ya se comprometió a mantener en buen estado las carreteras estatales, y la federación, vía SCT, debe hacer lo propio, ya que las vías de comunicación son tan importantes para la población en general, como para el sector del transporte, pues todo usamos las carreteras y por ello no deben escatimarse recursos en mantenimiento preventivo, que es más importante que el correctivo.

Éste último suele hacerse a la ligera y la seguridad de los usuarios está por encima de cualquier interés, destacó el presidente local de la Canacar, Roberto Díaz Ruiz.

En relación al Libramiento Poniente, que por muchos años se descuidó, ahora que se concesionó nuevamente la obra, la empresa debe darle prioridad al encarpetamiento del tramo 45 Sur (Montoro) a la 70 Poniente (salida a Calvillo), el cual debe reconstruirse, lo que sin duda se llevará de dos o tres meses.

Asimismo, se explicó que el tramo que va desde El Picacho hasta San Pancho (La Escondida)quedará libre de peaje, mientras que en el otro tramo, el empresario estimó que se cobrarán entre 50 y 60 pesos una vez concluido el Libramiento, lo cual sería en junio del 2022, y además recordó que la vigencia es de 30 años.

Igualmente, subrayó que afortunadamente en materia de seguridad los asaltos carreteros han bajado. “Este año, en el estado, se han registrado dos eventos, pero se recuperó la mercancía y se consignó a los responsables”, mencionó.

También, recalcó que ocupamos el tercer lugar en seguridad en el país, siendo el número uno Yucatán y siguiéndole Campeche. Además, hasta agosto el 51% de los asaltos carreteros se registraron en el Estado de México, 32% en Guanajuato y el resto en diversas entidades.