Norma Zúñiga
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 3-Feb.- Aunque el gasolinazo se frenó por las próximas 2 semanas, la liberalización de precios de combustibles, prevista para el 30 de marzo en el norte del País, se mantiene, sostuvo Guillermo García Alcocer, comisionado presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).
“La Ley establece que sólo podemos cambiar ese calendario si es para adelantarlo, pero no podemos atrasarlo”, dijo en entrevista con Grupo REFORMA.
Con el arranque de este proceso en México dejará de existir un precio controlado de la gasolina y diesel, primero en Baja California y Sonora.
Ayer, la Secretaría de Hacienda “congeló” los precios de la gasolina, por lo que los actuales estarán vigentes hasta el 17 de febrero y al día siguiente se prevén modificaciones diarias.
Para sostener los precios, a través de un decreto, la dependencia amplió el subsidio a los combustibles, de 1.12 a 1.77 pesos para la Magna, de .05 a .15 pesos a la Premium y de 1.15 a 1.6 pesos al diesel.
Estos estímulos estarán vigentes hasta la madrugada del sábado 11 de febrero.
García Alcocer estimó que de haber trasladado el aumento al consumidor, éste habría sido de 4 por ciento aproximadamente para la Magna.
“Eso da cuenta”, dijo, “de que se pudo amortiguar con una ligera disminución de impuestos”.
Aclaró que este freno que metió Hacienda a los precios no desincentiva las inversiones que se prevén para el sector, pues el impuesto especial fue el que disminuyó.
“Lo que ven los inversionistas es que en México se vende el precio de la gasolina a un precio internacional, el tipo de cambio está totalmente impactado, la logística está reconocida y hay un margen para que los gasolineros entren”, explicó.
Se prevé una inversión de 12 mil millones de dólares en los próximos 10 años por la llegada de nuevas estaciones de servicio.
Fernando González Piña, vicepresidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) en el Valle de México, coincidió en que la decisión no afectará las inversiones.
Agregó que con esta medida, las estaciones de servicio esperan nivelar su volumen de ventas, las cuales cayeron 30 por ciento, en promedio, en esta zona del País durante el primer mes del año.
“Fue duro el recorte que hizo todo mundo en sus gastos, fundamentalmente por el costo de la gasolina”, añadió.
Jesús Berumen, especialista en energía de PA Consulting México, mencionó que las condiciones macroeconómicas fueron favorables para México, pues el Peso se apreció frente al dólar y el precio internacional del petróleo se mantuvo estable.
Se prevé que continúe esta tendencia, además de que el tipo de cambio mejore, colocándose en algo cercano a los 20 pesos.
“Si todo sigue como está, para el siguiente periodo de ajuste de los precios de las gasolinas, a lo mejor no sólo se queden igual, a lo mejor bajan unos centavos”, apuntó.