El Gobierno del Estado ha decidido mantener la autonomía y control sobre su sector salud, a pesar de la próxima llegada de la nueva administración federal encabezada por Claudia Sheinbaum, así lo confirmó Rubén Galaviz Tristán, director del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA).

A la espera de la designación de un nuevo secretario de Salud federal, prevista para el próximo martes, Galaviz Tristán expresó su esperanza de que la nueva administración pueda proporcionar los recursos necesarios para cubrir las necesidades del sector salud estatal, estimadas en alrededor de 1,000 millones de pesos adicionales.

La gobernadora de Aguascalientes será clave en las futuras negociaciones con la presidenta de la República electa, marcando la pauta para las reuniones y decisiones que se tomarán para enfrentar los desafíos financieros y operativos del sector salud en la entidad, afirmó Galaviz Tristán.

El titular del ISSEA se refirió a la crítica situación financiera que enfrenta el sector salud en Aguascalientes, destacando una falta de financiamiento que ha resultado en equipos obsoletos, falta de vehículos y recursos limitados para salarios.

«El 70% del gasto es capítulo 1000, que es el salario. No tenemos basificaciones. Hace años que no se dan bases de manera masiva», comentó. Además, añadió que se enfrenta el recorte presupuestario federal, que este año ha sido de 200 millones de pesos.

A pesar de todos los retos, sostuvo que «la gobernadora siempre ha querido manejar la autonomía y el control de los servicios de salud estatales», motivo por el cual la tendencia es continuar operando de manera independiente y sin integrarse al programa IMSS-Bienestar, al menos por el momento.

Esta decisión se produce en un contexto de incertidumbre a nivel nacional, donde sindicatos de salud de varios estados han solicitado reevaluar el programa IMSS-Bienestar debido a las dudas sobre su implementación y beneficios. «Veinticuatro estados firmaron, pero aún no tienen la certeza total de todo el beneficio», indicó Galaviz, refiriéndose a la situación en entidades como Michoacán y Nayarit.