Por FRANCISCO VARGAS M.

El matador de toros hidalguense Manolo Guevara, fue intervenido con éxito en la Clínica San Rafael de la Ciudad de México, por el doctor Jorge Uribe, de las fracturas que sufrió en la clavícula derecha y dos costillas, percance que ocurrió cuando estaba toreando un toro con edad y trapío a puerta cerrada de la ganadería de Las Huertas, en el Cortijo Campo Bravo de San Juan del Río, Querétaro.
El hecho vino cuando Guevara daba un muletazo y el toro hizo por él, propinándole aparatosa voltereta, cayendo de fea manera a la arena.
Manolo Guevara está por cumplir su primer año de alternativa, misma que tomó el pasado 1 de noviembre del 2019 en Ciudad Hidalgo, Michoacán; de manos de Uriel Moreno “El Zapata” y como testigos Jorge Sotelo y el rejoneador amador Fauro Aloi; siendo el toro de la ceremonia “Matador” de la ganadería de Coronado.
Cabe mencionar que el joven diestro a pesar de este tiempo del coronavirus, ha tenido una intensa preparación, entrenando de salón o pasaportando toros a puerta cerrada en las ganaderías de Santa María de Xalpa, Julio Moreno y Nopala; todo con el objetivo de estar listo y a punto para cuando se reactive la actividad taurina, esperando con enorme ilusión y esperanza estrenar su alternativa en alguna plaza de toros de nuestro país. (pacovargas_@hotmail.com)