El presidente de la Asociación de Taxistas Revolucionarios, Refugio Eudave Ortiz, reveló que mensualmente se registran un promedio de uno o dos casos de multas hacia choferes que incurren en faltas al conducir en un estado alcohólico y por esa razón la Coordinación de Movilidad aplica sanciones hasta de 12 mil pesos.
“Es frecuente que esos trabajadores del volante desistan a seguir prestando sus servicios con el concesionario que le facilitaba el vehículo, y en consecuencia el problema económico de la multa se queda al propietario de la concesión y no al operador infractor”, criticó.
Ante esa falta de responsabilidad de los choferes, dijo que las agrupaciones de taxistas han comenzado a solicitar a la autoridad de Transporte para que bloqueen el tarjetón de los trabajadores que incurren en este tipo de conductas.
Indicó que la suspensión o la cancelación de los tarjetones no sucede fácilmente por conducir en estado alcohólico, porque es una medida no incluida en la Ley de Movilidad. , porque las personas tienen derecho de trabajar, entonces lo que se debe hacer es concientizar para que si un trabajador quiere beber mejor no trabaje y le avise a su patrón.
Por último, aclaró que los concesionarios no pagan multas derivadas de accidentes viales donde el consumo de alcohol se encuentra involucrado, otras autoridades municipales o estatales son las que intervienen y sancionan al presunto responsable.

“Los retenes son una excelente estrategia para desalentar cualquier arbitrariedad en el sentido de conducir un vehículo de taxi en un estado inconveniente, porque este servicio es responsable del traslado de personas…” Refugio Eudave, ATR