Un joven se mató de manera accidental, al darse un balazo en el pecho cuando estaba manipulando un revólver, en el interior de su domicilio ubicado en el fraccionamiento Bosques del Prado.
La víctima mortal fue identificada como Abel Alejandro, quien contaba con 21 años.
Los trágicos hechos se registraron el pasado jueves a las 22:30 horas, en una vivienda ubicada en la calle Sierra Madre Occidental, lugar hasta donde llegaron policías estatales, policías preventivos del Destacamento “Pocitos” y la ambulancia ECO-420 del ISSEA, cuyos paramédicos confirmaron la muerte del joven.
De acuerdo a la versión de la mamá de la víctima, momentos antes escuchó un disparo que provenía de la habitación de su hijo, por lo que al momento de asomarse para ver lo que había ocurrido, encontró a Abel Alejandro tirado inconsciente y con sangre en el pecho, por lo que de inmediato llamó a los servicios de emergencia.
Cabe destacar que junto al cadáver fue localizada una pistola tipo revólver calibre 38.
Todo hace presumir que Abel Alejandro estaba maniobrando la pistola sin precaución, cuando accidentalmente se le disparó y se hirió mortalmente a la altura del tórax y el abdomen.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, se presentaron en el lugar de los hechos el agente del Ministerio Público de Hospitales, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales. El cadáver del joven fue trasladado al Servicio Médico Forense.