David Loji
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Una SUV compacta se abre camino en el mercado mexicano. Su andar es ágil y ligero, y en ella resplandece una larga tradición de manejo emocionante. Se trata de la Mazda CX-30, la nueva heredera del legado de Mazda.

Al empuñar el volante, forrado de piel en todas las versiones, el conductor está envuelto por un habitáculo cuidadosamente desarrollado para transmitirle las sensaciones que le permitan manejar con destreza y seguridad: desde asientos que se amoldan perfectamente al cuerpo pasando por una posición en la que se domina todo el entorno y un head up display que proyecta la velocidad en el parabrisas..

Lo cierto es que la CX-30 presume su rápida respuesta a las condiciones del camino. No sólo su dirección actúa con inmediatez en las curvas, sino que también el motor SkyActiv-G de 2.5 litros desborda con efectividad 189 caballos de potencia, que le permiten acelerar despreocupadamente en rebases e incorporaciones a vías de alta velocidad.

A esto, se suma que la transmisión automática de 6 velocidades ajusta su comportamiento y elige el régimen óptimo de revoluciones para hacer los cambios, ya sea para ahorrar combustible o para tener un desempeño más vivo con el modo Sport activado.

La conducción de la Mazda CX-30 es el resultado directo del uso de las tecnologías SkyActiv que refinan el comportamiento del motor, la transmisión, la carrocería y los sistemas de suspensión para lograr el equilibrio perfecto entre eficiencia y diversión tras el volante.

Pero las emociones no se agotan al conducirla, y basta un vistazo para descubrir una silueta coupé con una carrocería recorrida por sutiles ondulaciones y rematada por alargados faros LED.

A pesar de esta espectacularidad, la Mazda CX-30 no sacrifica en funcionalidad, pues tiene las dimensiones suficientes para albergar hasta 5 pasajeros adultos cómodamente sentados y un maletero con capacidad de 430 litros.

Además, el apartado tecnológico incluye sistema de infoentretenimiento con pantalla de 8 pulgadas compatible con Apple CarPlay y Android Auto, equipo de sonido Bose y luces delanteras dirigibles que siguen el movimiento del volante.

¡Participa con tu opinión!