Intensa movilización policial provocó un “junior” que al conducir su auto de lujo bajo los efectos del alcohol y que al ser sorprendido por elementos de la Policía Estatal, intentó darse a la fuga provocando únicamente en su actuar daños materiales de consideración, así como un oficial lesionado quien se encuentra internado en el Hospital General de Zona Número 3 del IMSS.
Alrededor de las 02:30 hora de ayer, los policías estatales y municipales de Jesús María, al cumplir con sus labores de vigilancia y al desplazarse sobre la avenida Guadalupe, detectaron que circulaba en sentido contrario un auto Mercedes-Benz, en color gris y con placas de Jalisco, del cual sus tripulantes así como el conductor se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas. Al marcarle el alto, el automovilista no respetó las indicaciones del oficial, comenzando una persecución que se prolongó por varios kilómetros, hasta que el presunto responsable en determinado momento realizó una maniobra evasiva, impactando así a la parte lateral izquierda de una patrulla de la policía municipal de Jesús María.
De esa manera, los oficiales lograron la detención del conductor alcoholizado, quien se identificó como Edgar, de 18 años de edad, quien finalmente fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público del fuero común, hasta que sea resuelta su situación legal.