El conjunto de Manchester United comenzó el 2021 con el pie derecho al derrotar al Aston Villa por un marcador de 2-1, mismo que le ayudó a sumar 33 puntos en lo que va de temporada, para así empatar momentáneamente al Liverpool en la cima de la tabla.
El día de ayer comenzó la jornada 17 de la Premier League, iniciando el año con el duelo entre Everton y West Ham, partido que terminó siendo positivo para los de Londres, ya que con un solitario gol de Tomas Soucek al 86′ los Hammers se quedaron con los tres puntos en su visita a Liverpool.
Más tarde en el teatro de los sueños se celebró el partido entre Manchester United y Aston Villa, el cual estuvo bastante aguerrido durante los primeros minutos, contando con jugadas claras en ambos arcos, pero ninguna tan peligrosa como para abrir la lata.
Fue hasta el minuto 40 cuando los locales lograron romper el cero, y el encargado de poner el primer tanto en el marcador fue Anthony Martial con un gol de cabeza a escasos centímetros del arco, aprovechando un gran centro de Wan-Bissaka.
La respuesta del Aston Villa llegó al 58′, cuando Bertrand Traoré recibió el balón dentro del arco local después de un centro que fue mal rechazado por los diablos rojos; el delantero del Aston Villa definió muy bien y empató el partido 1-1.
Sin embargo, dos minutos después Pogba recibió una falta dentro del área, y tras la revisión del VAR se señaló penal a favor de los locales, mismo que cobraría de manera exitosa Bruno Fernandes para así darle la victoria a su equipo.
Con este triunfo el Manchester United llega a 33 puntos en la campaña, empatando en la cima de la tabla con el Liverpool, aunque claro, los Reds aún tienen su partido pendiente. El Leicester es tercero con 29 puntos y Everton es cuarto con la misma cantidad, y le siguen equipos como Chelsea, Aston Villa, Tottenham, Manchester City, Southampton y West Ham, todos con 26 unidades.
El día de hoy se reanudará la actividad con el duelo entre Tottenham y Leeds, así como Albion ante Arsenal, después mañana el Leicester visitará al Newcastle y el Chelsea recibirá al Manchester City, para finalmente cerrar el lunes 4 de enero con el choque entre Southampton y Liverpool.