Con un marcador de 0-2, el Manchester City derrotó el Manchester United en la segunda semifinal de la copa de la liga de Inglaterra, avanzando a su cuarta final de manera consecutiva en este certamen.
El día de ayer se disputó la segunda semifinal de la Carabao Cup en Inglaterra, el equipo de Tottenham estaba a expensas de conocer su rival, el cual se definiría en el derbi de Manchester, celebrado en el teatro de los sueños.
A los cuatro minutos del partido Gundogan avisó con un gol que más tarde tuvo que ser anulado por fuera de juego, pero a los pocos minutos Bruno Fernandes respondió con un remate desde los linderos del área que fue bien atajado por el arquero visitante; incluso en el cierre de la primera parte Foden anotó otro tanto, el cual también fue invalidado por fuera de juego.
Para la segunda parte, los Citizens marcaron el primer tanto del partido, esta vez John Stones anotó un gol válido en una jugada a balón parado, en apenas cinco minutos transcurridos de la segunda parte.
Después de muchas jugadas ofensivas por parte de ambos equipos, el marcador no tenía cambios, pero al 83′ un disparo de ‘volea’ de Fernandinho puso el 0-2 definitivo, el cual le daría la victoria y el pase a la gran final al equipo dirigido por Pep Guardiola.
La final de esta copa será entre Tottenham y Manchester City el próximo 28 de febrero en el estadio de Wembley; los ciudadanos quieren sumar su cuarto campeonato de manera consecutiva, además de que si llegan a ganar representaría el octavo en su historia, empatando al Liverpool como los máximos ganadores de este certamen.
Esta copa ya se convirtió en una de las favoritas para el Manchester City, debido a que antes del 2014 solo contaban con 2, pero desde el 2014, los celestes han ganado 5 copas locales, y el último día de febrero tratarán de sumar su sexta en los últimos 8 años, además de afianzar un boleto a la Europa League en caso de necesitarlo.