Mañana domingo concluye el horario de verano 2017 en el país, por lo que se recomienda retrasar los relojes una hora la noche de hoy sábado antes de irse a dormir. El subgerente regional Bajío del FIDE, Marco Antonio Gutiérrez, señaló que la aplicación de dicha medida en el país permitió ahorros en el consumo de energía eléctrica de casi 900 gigawatts hora, cantidad suficiente para abastecer de luz a 563 mil casas habitación durante todo un año en el país.

Asimismo, comentó que en términos económicos, estas cifras significan un ahorro estimado de 1,332 millones de pesos, considerando un costo medio de la energía eléctrica de $1.48 pesos el kilowatt hora para los usuarios domésticos.

Marco Antonio Gutiérrez indicó que en materia ambiental, el ahorro generado por el horario de verano en el año en curso, evitó la emisión de 408 mil toneladas de bióxido de carbono, el equivalente a la quema de 1,146 barriles de petróleo crudo.

“Aquí nada más queremos recordar que los beneficios son globales. Al desplazarse la demanda debido a este cambio de horario, se deja de consumir energía eléctrica, ayudando a disminuir la quema de combustibles para la generación del flujo eléctrico”.

Finalmente, el subgerente regional Bajío del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica enfatizó que desde 1996, México es uno de los 86 países que aplican el horario de verano, como medida de ahorro de energía, que consiste en adelantar una hora el reloj durante la parte del año en que se registra mayor insolación, con el objetivo de reducir el consumo de energía eléctrica utilizado principalmente en iluminación en el sector doméstico, equivalente a una hora de luz artificial por las noches.