El próximo 28 de noviembre comienza el Adviento, periodo de cuatro domingos previos a la festividad de Navidad. Se trata de una tradición muy significativa en algunas religiones, para preparar el nacimiento de Jesús e iluminar el camino por la llegada de Dios. El vocero de la Diócesis de Católica de Aguascalientes, Padre Rogelio Pedroza, invitó a reflexionar y a orar en familiar durante esos días.
La tradición del Adviento se originó hace unos dos mil años para apoyar a los fieles creyentes; en la misma, los fieles utilizan una Corona de Adviento, elaborada con ramas de pino, que contiene cuatro velas o cirios, representando la liturgia de la Iglesia y que se encienden una cada domingo antes de la Navidad.
El círculo de la corona simboliza el ciclo eterno de las estaciones y el amor de Cristo que no tiene principio ni fin; las ramas verdes son la esperanza de la venida y nacimiento de Jesús; el listón rojo es el amor de Cristo que nos envuelve y la luz significa la «luz del mundo», el espíritu, la persistencia y la fuerza de la vida.
El encendido de las cuatro velas simboliza la preparación para recibir la luz de la Navidad. Se le asigna una virtud para practicar durante cada semana: amor, paz, tolerancia y fe. Se suele colocar una quinta vela o cirio de color blanco en el centro, que se enciende en Nochebuena o Navidad, conocida como Vela de Cristo.

Así lo dijo:
«El Adviento es un periodo de reflexión, en el cual las familias deben orar. Un elemento común consiste en colocar en las iglesias y en los hogares una Corona de Adviento. Se acostumbra leer versículos de la Biblia, cantar villancicos y elevar oraciones con buenos deseos y bendiciones», resaltó. Padre Rogelio Pedroza. Vocero de la Diócesis de Aguascalientes.

¡Participa con tu opinión!