Mañana el Obispo de Aguascalientes, monseñor Juan Espinosa Jiménez celebrará el inicio de la Semana Santa, en su sede, la Catedral Basílica, en punto de las 10 horas, con el Domingo de Ramos, donde los fieles católicos conmemoran la entrada triunfal de Jesucristo a Jerusalén y su aclamación como hijo de Dios.
Según la tradición cristiana, los habitantes de Jerusalén colocaron palmas en el suelo para que pase Jesús, quien iba montando un burro. Una semana después de recibirlo con honores, ocurrió su crucifixión en esa misma ciudad.
Con la celebración del Domingo de Ramos, la comunidad católica inicia la semana más importante del Año Litúrgico, a lo largo de la cual se hace el memorial de la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Al agitar las Palmas con alegría se conmemora cuando Jesucristo hizo su entrada a la ciudad santa de Jerusalén montado en un burrito. Según la tradición, aquel día, saliendo a su paso la gente cantaba: “Hosanna, bendito el que viene en el nombre del Señor”. Era una multitud de mujeres y hombres, de niños y adultos, entre los cuales se encontraban muchos que efectivamente reconocían a Jesús como aquel que venía en nombre del Señor Dios y que, desde esa conciencia, lograban contagiar a otros con su entusiasmo. Por ello sus exclamaciones estaban llenas de alegría y de esperanza.

¡Participa con tu opinión!