En México las cardiopatías congénitas representan la segunda causa de muerte en niños menores de 5 años y la tercera en menores de 1 año que no reciben atención médica oportuna por falta de centros de atención, así lo dio a conocer la presidenta de la Fundación Lilo, Laura Mex García.

En conferencia de prensa, la activista dio a conocer el arranque de dicha Fundación en Aguascalientes con la atención quirúrgica de mínima invasión para niñas de nombre Violeta, Alexa y otra más de nombre Lía, quien requirió una cirugía de corazón abierto, gracias al apoyo de un hospital privado ubicado al norte de la ciudad y a un grupo de médicos especialistas. “Los programas de Lilo Aguascalientes pretenden beneficiar a los niños de los estados de Zacatecas, Durango, Aguascalientes y San Luis Potosí”.

Destacó que su fundación inició hace año y medio, a través de la cual desarrollan programas de cardiología pediátrica y han podido apoyar a 18 niños en todo el país, mediante la reducción de costos de los distintos procedimientos que requieren.

Estableció que en México las estadísticas son malas, ya que al año nacen de 18 mil a 22 mil niños con algún problema congénito de corazón y al menos la mitad de éstos, va a requerir un tratamiento médico en sus primeros años de vida y la problemática es que no hay suficientes centros de atención para la cantidad de menores que hay, por lo que programas como éste y de otras fundaciones permiten subsanar de alguna forma esta necesidad.

Refirió que un procedimiento de cateterismo oscila entre los 300 mil pesos, debido al uso de dispositivos que son muy caros, mientras que en cuestión quirúrgica, la estancia puede ser más prolongada y se puede elevar el costo hasta los 700 mil si no hay complicaciones, por lo que con el apoyo de fundaciones como Lilo, a los pacientes les puede salir entre 100 mil a 250 mil pesos en promedio, gracias a la colaboración de médicos que donan su tiempo, su talento y los hospitales que donan su capacidad instalada, así como de proveedores que dan precios sociales, aunado a la gestión de donativos en especie.

Apuntó que actualmente la Fundación Lilo en todo el país tiene una lista de espera de 45 niños a ser atendidos en los diferentes programas y en el caso de Aguascalientes, tan sólo en los hospitales del ISSEA se tiene una lista no mayor a tres meses de entre 30 y 40 niños, por lo anterior hizo un atento llamado a la población en general a apoyar con su donativo a esta asociación, por lo que pueden consultar su página de Facebook o su sitio https://lilomexico.org/.