La calidad del agua se ha reducido en los pozos que abastecen a los municipios, sin embargo es en Tepezalá y Asientos donde se enfrentan añejos problemas de contaminación en el líquido con el que se abastece a la población, tema en el que se estará trabajando coordinadamente con las autoridades municipales a fin de darles solución.
Así lo dio a conocer el director del Instituto del Agua de Aguascalientes, Jesús Altamira Acosta, quien además se refirió al problema de desabasto que se enfrenta en esta capital, pero también de la presencia de metales pesados particularmente en municipios del norte del estado, debido a las profundas perforaciones para la extracción del vital líquido que llegaN a ser en la actualidad, de entre 400 y hasta 600 metros.
Además del flúor que ya se encontraba en el agua del estado desde hace ya 30 o 40 años, también se tiene presencia de otros metales e inclusive de arsénico, motivo por el cual el INAGUA ya ha comenzado a tener reuniones con Regulación Sanitaria del Estado a fin de dar seguimiento a los estudios respectivos.
Por lo pronto se tiene ya el convenio con Regulación Sanitaria, a fin de detectar las contingencias en los municipios con motivo de la extracción de agua para abastecer a su población, y en conjunto, ver qué acciones inmediatas se tienen que realizar.