Continúa el sector restaurantero padeciendo los estragos de la pandemia por COVID-19, al no poder recuperarse de los empleos perdidos y enfrentar actualmente afectaciones importantes por el decreto estatal, que marca restricciones en horarios en establecimientos.
El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), José Álvarez, precisó que tan sólo durante el fin de semana pasado, la afluencia en establecimientos dedicados a la venta de comida, así como negocios de gala, vieron reducido drásticamente el número de comensales, a consecuencia del decreto que marca nuevas disposiciones con la finalidad de reducir el número de contagios.
El líder del sector detalló que las ventas han caído en los últimos días, hasta en un 40%, por lo que dijo, es necesario que las nuevas restricciones se cumplan, confiando que el riesgo disminuya. Reconoció que de entrar en una nueva parálisis productiva, la situación para el gremio restaurantero resultaría catastrófica, al indicar que durante el 2020, alrededor del 35% de los empleos generados se perdieron.
Agregó que a pesar de que durante el 2021, se recuperaron algunas fuentes laborales del sector restaurantero y se registraron menores cierres definitivos de negocios de comida, continúan enfrentando un déficit del 15% de empleos. Para este año, dijo que existe la confianza de que se tenga mayor crecimiento, incluso con grandes proyecciones en fechas especiales como es el 14 de febrero y 10 de mayo, siempre y cuando las restricciones de movilidad las permita.

Así lo dijo:
“Tan sólo este fin de semana tuvimos afectaciones importantes, sabemos la importancia de las nuevas disposiciones porque dependemos de que los contagios vayan en reducción para alcanzar la recuperación que tenemos pendiente”, expresó.
José Álvarez. Presidente Canirac Aguascalientes.

¡Participa con tu opinión!