Para lograr una mejoría en la producción agrícola, los productores de granos básicos trabajan coordinadamente con las autoridades estatales en materia del campo, sumándose a los distintos programas que se han puesto a disposición, aseguró el presidente del Comité Sistema Producto Maíz, Uriel Romo Castañeda.
Lo que ha caído bien a los agricultores de maíz ha sido la dotación de semilla que es el principal insumo en el establecimiento del cultivo, obviamente el riego y la lluvia según se requiera, sin embargo tener la posibilidad de acceder a los implementos agrícolas y otros servicios, son apoyo fundamental.
De acuerdo a la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial, para el cultivo de maíz grano de temporal, en ciclo primavera-verano, con un avance al mes de agosto pasado se tenían sembradas 32 mil 337 hectáreas de una superficie programada de 32 mil 713, teniéndose un avance del 99% en la siembra.
En cuanto a las hectáreas para forraje en verde en esta ocasión, para lo que se comenzó a sembrar a partir de junio, una vez que se establecieron las lluvias, se tenía programado trabajar 45 mil 264 hectáreas, de las cuales hasta agosto se habían logrado trabajar 44 mil 752 hectáreas, siendo también un 99% de lo deseado.
Por tratarse del cultivo de maíz de temporal, tanto de grano como para forraje, se espera la cosecha a partir del mes de octubre, de ahí que los agricultores están en espera de que las lluvias se regularicen, pues si bien han tenido precipitaciones todavía son insuficientes para las siembras de maíz establecidas en los 11 municipios del estado.