Maestros, listos para vacunarse

El Instituto de Educación de Aguascalientes ha concluido y entregado el censo docente para que éste sea la base en la semana en que se emprenda el proceso de vacunación contra el COVID-19; en consecuencia con ello, se tienen contabilizados a casi 20 mil trabajadores de Nivel Básico y otros 15 mil correspondientes a preparatorias y universidades, tanto públicas como privadas.

Ulises Reyes Esparza, director del IEA, aclaró que este censo involucra al personal docente, directores, supervisores, personal de apoyo y de asistencia de las instituciones educativas públicas y particulares, incluidos los padres de familia que participarán en los Comités Participativos de Salud que operarán en las escuelas, revisando a los estudiantes con base en los protocolos sanitarios ya establecidos por la autoridad competente.

Pese a lo anterior, en este momento, no existen fechas tentativas de vacunación de este personal, aunque, hay que aclarar, ha habido acercamientos con la Federación, y se ha hablado de un lapso de un par de semanas, motivo por el cual se trabaja en los preparativos para que todos estos colaboradores reciban el biológico.

De igual forma, no existe una fecha para un posible regreso presencial a las aulas. Así pues, tras el periodo vacacional de este mes de abril, hay que esperar a cómo se comportan los cuadros epidemiológicos, a causa de la Semana Santa, lo cual seguramente hará que haya replanteamientos de las estrategias educativas.

No se sabe si el ciclo 2020-2021 cierra a distancia o se logra un regreso presencial, que implicaría una diversidad de ajustes, sostuvo el director del Instituto de Educación.

Asimismo, sostuvo que el IEA no se encuentra de brazos cruzados en el retorno a clases presenciales, pero estar listo no significa que ocurra después del periodo vacacional próximo de Aguascalientes, sino que se sostiene el proceso de preparación para hacerlo en el momento que sea posible y con el acuerdo de todos los actores involucrados.

Cuando ocurra el regreso a clases, será éste responsable, ordenado, sin precipitaciones y se esperará las condiciones de un semáforo epidemiológico que permita una reapertura segura de los centros educativos.