La actividad maderera sigue vigente con la comercialización de maderas al sector de la construcción y carpinterías, destacó Faustino García Mendoza, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Maderera en la entidad.
Explicó que actualmente operan 44 establecimientos dedicados a la venta de maderas aprovechables, los cuales funcionan de manera formal, con la autorización y supervisión de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.
Estos negocios están agrupados dentro de la Cámara de la Industria Maderera, la cual se ha reorganizado como parte de un sector fundamental para las actividades de construcción.
Detalló que el uso de la madera en cimentaciones y otros procesos constructivos sigue siendo una opción importante para los profesionales de la ingeniería civil y la arquitectura.
Señaló que los recursos maderables utilizados en el estado no son explotados directamente de árboles sembrados en la región, sino que se trasladan desde estados con unidades de manejo ambiental para la producción de árboles.
García Mendoza enfatizó que el segundo rubro en el que más se utilizan las maderas es en la fabricación de muebles y carpinterías, una actividad que se mantiene.
Indicó que los materiales de reciente creación no han sustituido a la madera, ya que sus atributos siguen siendo de alta calidad y son buscados por su durabilidad.
La naturaleza del proceso constructivo hace que la madera sea un material adecuado para crear zapatas o cimentaciones, tanto en proyectos pequeños como en mega obras.