En pleno monte y devorado por los animales carroñeros, fue encontrado el cadáver de un hombre que hasta el momento se encuentra como desconocido.
El hallazgo fue realizado el viernes por la tarde, en un terreno en despoblado que se ubica a la altura del rancho “San Miguelito” y Cañada Grande de Cotorina, por la carretera estatal No. 77 que conduce al poblado de Los Arellano, Aguascalientes.
Fue un hombre quien había sacado a pastar a sus animales al monte, quien en determinado momento descubrió el cadáver de una persona del sexo masculino que ya se encontraba en avanzado estado de descomposición y a quien ya le faltaban varias partes del cuerpo, tras haber sido devorado por animales silvestres.
Debido a que el hallazgo se realizó en una zona de difícil acceso, tardaron más de una hora en llegar al lugar de los hechos los policías preventivos de Aguascalientes, policías estatales, una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil, la ambulancia de Servicios Periciales, agentes del Grupo Homicidios de la Policía de Investigación y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
El hombre que hizo el hallazgo, señaló que había sacado a pastar a sus vacas y al desplazarse por el arroyo que se ubica en la zona, descubrió el cadáver de un desconocido que vestía completamente de negro.
Se informó que superficialmente no se encontraron huellas de violencia en la víctima. Sin embargo, el cadáver fue trasladado al Servicio Médico Forense, a fin de realizar la necropsia y establecer las causas de su muerte.