Durante la mañana del miércoles, se encontraron los cadáveres de dos personas ejecutadas y abandonadas en los límites entre Aguascalientes y Jalisco. Las víctimas, aún sin identificar, fueron asesinadas a balazos por sujetos que lograron escapar.
El macabro hallazgo ocurrió a las 11:00 horas, cuando se reportó al número de emergencias 911 que, en un monte cerca del poblado de Montoya, municipio de El Llano, se había encontrado el cadáver de un hombre envuelto en bolsas de plástico.
Policías preventivos de El Llano y policías estatales de Aguascalientes acudieron al lugar de los hechos. Sin embargo, al llegar y confirmar el reporte, descubrieron que el hallazgo tuvo lugar en una zona conocida como «La Güera», ubicada en el poblado de Los Azulitos, en el municipio de Lagos de Moreno, Jalisco.
Por tal motivo, acudieron policías preventivos de Lagos de Moreno y agentes de la Fiscalía Regional del Distrito III de la Zona Altos Norte de la Policía de Investigación de Jalisco, junto con el agente del Ministerio Público y personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.
Durante las diligencias, se encontró otro cadáver entre unas parcelas, en el poblado Puerta de El Llano, en el municipio de Lagos de Moreno. El personal de la Fiscalía General del Estado de Jalisco se trasladó a este punto y confirmó el hallazgo. Ambas víctimas, de sexo masculino, fueron confirmadas como asesinadas a balazos.
Este hallazgo sigue al reciente descubrimiento, el pasado 5 de junio, del cadáver de una mujer envuelto en una cobija y asesinada a balazos en el mismo poblado Puerta de El Llano, en Lagos de Moreno, lo que sugiere que los tres crímenes podrían estar relacionados.