Un hombre fue encontrado muerto en un terreno baldío que se ubica en el fraccionamiento Hojarasca, al oriente de la ciudad.
Aunque en un principio los indicios encontrados hacían presumir que se trataba de un crimen, al final quedó descartado y aparentemente murió a consecuencia de una enfermedad.
La víctima fue identificada como Isidro, de 45 años, con domicilio en el municipio de El Llano.
El macabro hallazgo fue realizado por una mujer de nombre Ivonne, de 41 años, aproximadamente a las 12:35 horas del viernes.
En un predio que se ubica por el Blvd. Guadalupano y cruce con la avenida Poliducto, en el fraccionamiento La Hojarasca, fue localizado el cuerpo de una persona del sexo masculino, el cual ya presentaba evolución cadavérica.
Hasta el lugar de los hechos acudieron policías preventivos del Destacamento “Terán Norte”, una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil, agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Cabe destacar que el ahora occiso, que era de complexión robusta y tenía el cabello largo, no presentaba huellas de violencia.
El cadáver fue trasladado al Servicio Médico Forense, donde se le practicó la necropsia de ley, aunque los médicos forenses no lograron determinar la causa de su deceso, por lo que se realizarán estudios de Histopatología.
Sin embargo, familiares de Isidro señalaron que éste padecía de varias enfermedades, entre ellas epilepsia y cirrosis hepática.