El pasado jueves por la noche fue encontrado el cadáver putrefacto de un desconocido, que se ahorcó a la rama de un árbol en un predio rústico ubicado cerca del poblado de El Ocote, en el municipio de Jesús María.
Debido al peligro que representaba realizar las labores de recuperación del cadáver, por la oscuridad de la noche y lo accidentado del terreno, fue hasta el viernes por la mañana cuando finalmente Bomberos Estatales lograron recuperar el cuerpo.
Fue a las 19:21 horas del pasado jueves, cuando en el número de emergencias 911 se recibió un reporte de que en las inmediaciones del poblado de Tapias Viejas, en el municipio de Jesús María, había sido localizado el cadáver de un hombre que se había suicidado por ahorcamiento.
Hasta ese lugar se trasladaron policías preventivos de Jesús María y policías estatales, además de una ambulancia de Cruz Roja. Al hacer su arribo, se contactaron con un joven quien les comentó que su papá, al ir caminando por un terreno en despoblado, muy cerca de El Ocote, había encontrado el cadáver de un desconocido que estaba colgado del cuello a la rama de un árbol.
Debido a que su progenitor se sintió mal por la impresión, el joven los llevó hasta el lugar donde se hizo el hallazgo.
A su arribo encontraron el cadáver en estado de putrefacción de un hombre. A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudieron agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Sin embargo, por la oscuridad que había ya en esos momentos, además de lo accidentado del terreno, se decidió recuperar el cadáver hasta el viernes por la mañana.
Fue así que Bomberos Estatales se trasladaron al sitio de los hechos y procedieron a descolgar al suicida, para después trasladarlo hasta el Semefo, donde quedó depositado el cadáver en calidad de desconocido.