José de Jesús López de Lara

Un hombre fue asesinado a puñaladas en el interior de su vivienda ubicada en el fraccionamiento Terranova.
La víctima mortal fue identificada como Carlos Miguel, quien contaba con 36 años. Fue su mamá quien hizo el macabro hallazgo tras acudir a visitarlo el miércoles por la mañana.
Los trágicos hechos se registraron en un domicilio ubicado en la calle Tuba, esquina con la calle Espiga, en el fraccionamiento Terranova.
Hasta ese lugar llegaron policías preventivos del Destacamento Terán Sur, la ambulancia UE-12 de la Coordinación Municipal de Protección Civil y agentes de la Fiscalía General del Estado, encabezados por el comisario Juan Muro Díaz.
Tirado en el piso de la sala y sobre un charco de sangre, fue encontrado boca-arriba el cadáver de Carlos Miguel, quien presentaba varias heridas cortantes en diferentes partes del cuerpo, principalmente en el tórax y abdomen. Asimismo, en el rostro tenía una almohada que, aparentemente, le colocaron para evitar que se escucharan sus gritos al momento de estar siendo atacado. En la misma sala, se ubicó un cuchillo manchado de sangre que, se presume, es el arma homicida. De igual forma, se encontraron indicios de que, en el lugar donde ocurrió el crimen, estuvieron conviviendo previamente el propio Carlos Miguel con su asesino.
La mamá de la víctima indicó que, debido a que no tenía noticias de su hijo desde el domingo pasado, decidió ayer ir a visitarlo a su casa. Al momento de llegar, detectó que la puerta principal estaba emparejada, por lo que, al momento de ingresar, encontró a su hijo muerto y tirado en la sala, sobre un charco de sangre.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, se presentaron en la escena del crimen los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.