José de Jesús López de Lara

El martes por la tarde se realizó un macabro hallazgo en la carretera estatal No. 65 que conduce al poblado de La Guayana, en el municipio de San Francisco de los Romo. A un costado de la cinta asfáltica, fue localizada una bolsa de plástico que contenía el cadáver de una bebé recién nacida.
La Fiscalía General del Estado, a través de agentes del Grupo Homicidios de la PDI, ya inició las investigaciones a fin de identificar y dar con el paradero de la mamá.
Fue a las 16:30 horas, cuando se reportó el hallazgo al número de emergencias 911, por lo que se trasladaron de inmediato a ese lugar los policías preventivos de San Francisco de los Romo, policías estatales, agentes del Grupo Exterior “San Francisco” de la PDI y la ambulancia ECO-337 del ISSEA.
Fue a la altura del kilómetro 1+300, donde estaba tirada a la orilla de la carretera, una bolsa de plástico transparente en cuyo interior se encontraba el cadáver de un bebé, aparentemente del sexo femenino. A simple vista sobresalían los pequeños brazos y pies del bebé.
Un testigo refirió haber observado que minutos antes se estacionó una camioneta tipo vagoneta y del interior arrojaban la bolsa, para enseguida retirarse hacia la carretera federal No. 45 Norte. Al presumir que se trataba de basura no le dio mayor importancia, sino hasta poco después cuando encontró el cadáver del bebé.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, se trasladaron al lugar del hallazgo los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Cabe destacar que cuando los peritos criminalistas procedieron a manipular la bolsa, se percataron que la bebé tenía el tórax y el abdomen completamente fragmentado. Por las condiciones en que se encontraba el cadáver, no se pudo confirmar el sexo genético, por lo que será a través de estudios histopatológicos como se determinará si respiró fuera del seno materno y se trató de un crimen.