Aunque el gobierno mexicano niega que pueda darse, existen indicios que la tarifa de energía eléctrica podría subir a más del 100%, esto de acuerdo a las condiciones que empezaron a registrarse en España, en donde el recibo llegó al doble de lo que se pagaba hace un año y con la amenaza de que puede seguir incrementándose, cuestión que se ha replicado en varios países de América Latina.

Las razones que dan los expertos ibéricos para que se registre esta situación es que hay acaparamiento del agua con que se produce electricidad, por lo que pueden imponer las condiciones que convengan a sus intereses.

Fue tradición en España que el primer día del año hubiera aumentos de precios en servicios como la electricidad y el gas, pero esta vez no lo hubo, por lo que todo siguió igual que en 2020, pero a partir de julio la Comisión Nacional de los Mercados introdujo la discriminación horaria en todos los peajes, lo que supone una reducción en los periodos horarios, sin embargo dio un vuelco que hoy tiene enfrentados a los consumidores con el gobierno y al partido derechista exigiendo a la administración socialista que a la mayor brevedad solucionen este problema, lo que en parte atendió el Congreso de los Diputados al aprobar una reducción temporal del IVA con lo que se espera limitar el impacto que ha tenido entre la población.

Por su parte, en México, el gobierno afirma que no habrá aumentos a las tarifas de luz en apoyo a la economía de las familias, posición que no comparten peritos, que desde principios de año han alertado sobre el alto costo que tendrá para consumidores y el erario público la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, que busca fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en detrimento de los generadores privados.

La organización México Evalúa estimó un aumento entre mil 350 millones y dos mil 750 millones de dólares en el costo anual de producción, al operar por delante las plantas hidroeléctricas y de combustibles fósiles de la CFE por encima de las solares y eólicas de las empresas.

Por su parte, el presidente del Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas de Aguascalientes, Eduardo Llamas Esparza, aseveró que habrá un alto número de demandas internacionales de las empresas generadoras particulares y lo harán en contra del gobierno de México, tras de que el Primer Tribunal Colegiado Especializado en Competencia Económica canceló las suspensiones y entra en vigor la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica.

Dijo que lo anterior tiene su fundamento en que los proyectos que se hicieron en México son a largo plazo, por consiguiente con el cambio en la legislación tendrán un costo muy alto y al no ser escuchados en los tribunales de este país recurrirán a las cortes internacionales, independientemente de la respuesta que tengan Estados Unidos y Canadá, que han estado muy vigilantes en que se cumplan los acuerdos del Tratado de Libre Comercio (T-MEC) y que puede afectar la confianza de invertir aquí.

Una posible salida para este diferendo es que el gobierno federal acepte ir a las mesas de negociación con las empresas generadoras privadas y con un espíritu constructivo se busque una salida, por lo que “esperamos que se llegue a un buen acuerdo para que se sigan generando energías limpias a un menor costo y no le afecte tanto al estado mexicano, pero principalmente a los usuarios, quienes sería los que sentirían más”, puntualizó Llamas Esparza.

CAMBIO DE ESTRATEGIA

Uno de los errores que más se cometen con los novios próximos a contraer nupcias es obligarlos a que acudan a las pláticas prematrimoniales, tanto de la parte civil como religiosa, al exigirles como requisito que presenten la boleta que certifique su participación en dichas disertaciones.

Indudablemente que toda orientación es bienvenida, siempre que sea buscada o aceptada a quien va dirigida, porque si es por la fuerza – como sucede actualmente – acuden por la presión que hay de entregar el documento, sin el cual no habrá boda. Están ahí pero no escuchan, ya que lo único que esperan es que termine la alocución y poder retirarse.

Lo descrito tiene como sustento el hecho de que en Aguascalientes ocurre un promedio de 18 divorcios diarios, esto es, 3,200 en el primer semestre de 2021, lo que denota que hace falta modificar la didáctica, de buscar otro método que sea más realizable y lo que se les comenta sirva como norma para su nueva vida.

Junto con la ruptura de la relación viene una serie de problemas que por lo común terminan en los juzgados, como es la separación y división de bienes y si hay hijos cómo se reparten su custodia o atención (que son las principales víctimas de esta situación), cuál será el apoyo económico de uno de los cónyuges para el otro, en fin, lo que empezó como un sueño color de rosa termina en un enfrentamiento que a veces dura años.

El asunto del divorcio y los procedimientos especiales que proceden luego de cada sentencia, representa más de la mitad de la carga de trabajo de los juzgados familiares, separaciones que se hacen por la vía encausada, procedimientos especiales familiares que se traducen en acuerdos sobre la convivencia de hijos y padres, pensión alimenticia y custodia, entre otros, lo que significó más de 4,956 asuntos.

En tiempos pretéritos la Iglesia Católica amenazaba constantemente con la excomunión a los divorciados, lo que constituía un freno a quienes vivían momentos difíciles, en cambio hoy, no obstante que persiste el amago no causa mayor cosa, por lo que sin remordimiento espiritual se separan, inclusive desde que se implantó el divorcio exprés se hace con mayor facilidad, máxime que ya no se pide una causal para determinar la separación, por lo que puede ser por un motivo baladí o que ya le “aburrió” estar bajo el mismo techo y sin más solicita la ruptura.

En estas condiciones, los expertos matrimoniales por el lado religioso y civil deberían valorar un cambio en las citadas pláticas prematrimoniales, que podría ser sustituidas por algún escrito en que se explique lo que significa el matrimonio y qué obligaciones contraen ambas personas entre sí y ante la sociedad y sin que sea un requisito participen en una especie de examen, que además sirva como retroalimentación al presentar ideas propias, de manera que se termine con la costumbre de obligarlos a escuchar sobre lo que, consideran, ya saben y por lo mismo su pensamiento divaga.

LA “HERENCIA”

Vaya que la presidenta municipal de Aguascalientes dejará como recuerdo miles de baches que cada vez son más grandes y los constantes apagones, que según la Secretaría de Servicios Públicos se debe al robo o destrucción de los cables, pero lo extraño es que en donde fallan las luminarias – como ocurre actualmente en la avenida Paseo de la Cruz, de Héroe de Nacozari y Cosío -, dura varios días sin alumbrado y de pronto regresa y días después vuelve a fallar, lo que se repite en la avenida López Mateos, de Cosío a Josefa Ortiz de Domínguez; en la calle Hornedo, de José María Chávez a Jesús Días de León y en varias arterias del barrio de El Encino, por citar sólo la zona centro de la ciudad. En cuanto a los hoyancos han causado varios accidentes, el más reciente a un motociclista en el tercer anillo que junto con su acompañante cayeron al no detectar la presencia del agujero. Ojalá que el próximo Ayuntamiento se aboque de inmediato a solucionar todos estos dislates que deja una administración, que con sonrisas y palmaditas cree que se puede resolver los graves problemas que resiente la ciudad.

PREFIERE LA CAPITAL

Cuando el peje dijo a principios de 2019 que la Comisión Nacional del Deporte cambiaría su sede a Aguascalientes, se tomó con interés que fuera aquí porque esto significaba que podría haber mayor apoyo a las todas las disciplinas locales, pero el gozo se fue al pozo cuando su presidenta, la ex velocista Ana Gabriela Guevara, desdeñó hacerlo. Hasta principios de este año se decía que era porque quería estar cerca del gran dedo para la sucesión en Sonora, pero ni siquiera se le tomó en cuenta, por lo que no había pretextos para no trasladar las oficinas y si no lo hace es porque le parece un lugar insignificante para lo que ella representa.