A la edad de 82 años de edad falleció ayer el Comandante José Guadalupe Esparza Villalobos, mejor conocido como “Lupillo”, ícono de Aguascalientes por su trabajo dirigiendo el tránsito vehicular con sencillez y alegría, quien iluminó por años los días de miles de personas que circulaban por el centro de la ciudad.

A nombre del Municipio de Aguascalientes, la alcaldesa Tere Jiménez Esquivel lamenta profundamente el fallecimiento del ‘Comandante Lupillo’, ejemplo de servicio y amor por su trabajo, se le reconoce la gran labor que realizó en beneficio de la sociedad.

El estimado ‘Comandante’ nació el 8 de diciembre de 1938 y a partir de 1970 ingresó a la Policía Municipal de Aguascalientes; en 1990 fue adscrito a la Dirección de Tránsito y Movilidad hasta 2014 cuando se pensionó por antigüedad, logrando una honorable trayectoria de servicio. Por el amor a su trabajo, su amabilidad y picardía se ganó el cariño y reconocimiento de las familias de Aguascalientes.

RECONOCIERON SU ACTITUD. Esparza Villalobos recibió diversos reconocimientos a lo largo de su vida como el Policía del Mes en el año 1997 por su buen desempeño al servicio de la ciudadanía; por sus años de servicio otorgado por el Cabildo en el 2014 y la más alta distinción para un elemento de la Corporación Policiaca al edificarse una estatua en su honor en las instalaciones del Complejo de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes.

El Municipio de Aguascalientes reconoció una vez más su gran compromiso y espíritu de servicio en beneficio de la población de Aguascalientes, y externó condolencias a su familia. Su historia, sin duda quedará en el corazón de cada uno de los habitantes de Aguascalientes y es por eso que hoy no queda más que recordarlo con esa alegría que le caracterizaba.

Descanse en Paz, Comandante Lupillo.