Por FRANCISCO VARGAS M.

El matador de toros zacatecano Luis Ignacio Escobedo, a pesar de la pandemia del coronavirus, misma que ha provocado la suspensión y postergación de todos los festejos taurinos en nuestro país; mantiene su ilusión a tope y desea que pronto vuelva a calzarse el terno de luces.
Prueba de ello que el joven diestro no ha descuidado su preparación para estar al cien por ciento, ya sea entrenando de salón o pasaportando toros a puerta cerrada, tal y como lo hizo en la ganadería tlaxcalteca“San Miguel del Milagro”, propiedad del matador de toros Raúl Ponce de León e hijos; donde Luis Ignacio toreó un astado que tuvo gran calidad y claridad en sus embestidas, permitiéndole disfrutar y hacer una faena de enorme calidad y clase, en la cual trazó muletazos por ambos perfiles llenos de temple, mando y profundidad.
Cabe mencionar, que Escobedo estuvo acompañado del matador tlaxcalteca Pepe Nava, el novillero René García y el aspirante Mario Rojas; quien mostró marcados avances, entrega y enorme valor.
Recordar que Luis Ignacio Escobedo tomó la alternativa en la Plaza Monumental de Zacatecas, el día 7 de septiembre de 2014, llevando como padrino a Eulalio López “Zotoluco” y testigo a Joselito Adame; el toro de la ceremonia se llamó “Mollete”, de la dehesa de Pozo Hondo. (pacovargas_@hotmail.com )